Curiosidades de las fichas de casino

Publicado el por

Curiosidades de las fichas de casino

Curiosidades de las fichas de casino

                                                                                                                 fichas_de_poker_1

Una parte fundamental de toda partida de poker que se precie, ese toque de glamour que convierte una simple reunión en una competición como es debido, son las fichas.

Estas “monedas” que representan distintos valores de apuesta juegan un papel muy importante sobre la mesa de poker, casi tanto como la baraja, pero además cuentan con su propia historia. Con el tiempo se han establecido distintos tipos de fichas según el material con el que están fabricadas o por los colores y las equivalencias de cada una, aunque no existe un estándar único y universal.

De hecho, una de las características de las fichas que utilizan los casinos es que cada una represente el local donde son adquiridas. Incluso en casinos del mismo grupo empresarial se cambian los diseños para que sólo se pueda utilizar cada ficha en el establecimiento que le corresponde.

Esto no es algo que se haga solamente en los casinos, también los particulares pueden tener sus propias fichas. Existe la opción de personalizar las fichas al gusto de cada uno, según sus aficiones o características.

Todo esto hace que haya infinidad de fichas curiosas y curiosidades sobre las fichas de casino. Algunas se han convertido en auténticas joyas, piezas de coleccionista que alcanzan los cientos de miles de euros de valor.

Historia de las fichas de casino

Uno de los datos más curiosos sobre las fichas de casino, el que siempre se cita, es que contrariamente a lo que pueda parecer no siempre han existidos estos pequeños discos como forma de transacción para poder jugar.

Pese a que el primer casino que abrió sus puertas, el Casino di Venezia (que sigue operativo en la actualidad), lo hizo en 1638, las primeras fichas no se empezaron a utilizar hasta unos 200 años más tarde, ya en el siglo XIX.

Antaño las apuestas se hacían con pequeños objetos con o sin valor, es decir, se jugaban desde joyas pequeñas y monedas hasta simples legumbres o piedras. Los antecedentes de las fichas actuales se encuentran en el conocido como “juego del hombre” o zanga, un juego de cartas español, y en su variante francesa llamada quadrille.

Se han encontrado sets utilizados en el siglo XVIII en el quadrille que contenían una especie de vales de distintos colores, aunque funcionaban de manera distinta a la actualidad. Cada jugador disponía de un color de fichas para jugar y al final de las partidas se arreglaban cuentas según el resultado de cada uno, un poco como si fuera el parchís.

fichas_de_poker_2

Hoy en día, encontramos sobre todo fichas de cerámica, de clay (arcilla) y las de resina ABS, pero en el pasado se utilizaban materiales como el marfil, madera y hasta huesos. El tiempo ha ido convirtiendo las fichas de casino en objetos cada vez más sofisticados, aunque en la mayoría hay una proporción importante de arena por la resistencia que tiene este material.

Cómo funcionan las fichas de casino

Como decíamos, cada casino cuenta con sus propias fichas, de manera que cuando un cliente llega al establecimiento cambia su dinero por estas monedas de colores. Cada color se corresponde con un valor; por ejemplo, no es que haya un código universal que se siga en todas partes pero sí es bastante común que las fichas blancas valgan 1 (un dólar o la divisa que sea), que las azules sean de 10 o que las negras sean de 100.

fichas_de_poker_3

De este modo todo el procedimiento resulta mucho más sencillo tanto para el usuario como para los profesionales del local, que no tienen que manejar dinero real con todo lo que ello implica (posibles errores, seguridad, etc.).

Las fichas actuales incorporan un chip con tecnología RFID que permite, a través de un escáner, saber si es auténtica o no, parecido a los sistemas que llevan los billetes.

Fichas de coleccionismo

Por su singularidad e historia, las fichas se han convertido en objeto de coleccionista. Este tipo de colecciones se sitúan dentro de la exonumia, una variante de la numismática.

fichas_de_poker_4

Si bien la numismática es la colección de monedas y billetes, la exonumia se utiliza para denominar el coleccionismo de objetos que cumplen una función parecida a las monedas pero no son dinero real. Por lo tanto, hablamos de las fichas de casino pero también pueden ser, por ejemplo, medallas de reconocimiento o tokens como los de los parques de atracciones.

Lo que se les suele recomendar a los coleccionistas de fichas es que vayan directamente a los distintos casinos, aunque evidentemente no todo el mundo puede permitirse esta opción y por eso hay mercados, especialmente hoy en día con Internet, donde se pueden intercambiar.

Existen fichas de muchos valores, aunque a efectos de coleccionismo lo más común son las de 1$, que son las que más abundan y por ello las más fáciles de conseguir.

Los coleccionistas tienen en cuenta varias cosas a la hora de determinar el valor de una ficha. Por lo general, las que han sido menos usadas o están en mejores condiciones son las más valiosas, aunque como sucede con todos los objetos de coleccionismo también hay que valorar cuántas fichas de ese tipo hay en el mundo, a quién perteneció, dónde se encontró o el material del que está hecha.

Comentarios: 0
Más sobre: fichas de poker

Solo los usuarios registrados pueden poner comentarios.
Identificarse y añadir comentario Regístrese ahora